Feeds:
Entradas
Comentarios

Después de un largo viaje desde Barcelona a Pucket, y de inspeccionar un poco la zona de alrededor de nuestro hotel decidimos dar el paso y aventurarnos hacia lo desconocido.

Yo soy de las personas que me encanta probar cosas nuevas y no estancarme en los mismos gustos, y tras una mañana de visitas a varios templos budistas y la zona antigua nos percatamos de un puesto de comida callejera cerca del Museo Baba de Phuket que esta a rebosar de gente local, y cuando hay gente local en un lugar siempre es la mejor opción.

Lo primero que pedimos fue la bebida, y como estábamos hartos de refrescos al uso nos dio por pedir todo lo más raro que veíamos en la carta!, yo bebí un refresco de Longan o también conocido como OJO DE DRAGÓN (quien se puede resistir a probar una cosa así), una fruta tropical del sur de china.

Para comer yo lo tenía muy claro! PAD THAI, uno de los platos más conocidos de la gastronomía tailandesa, de sabor agridulce y picante con una base de tallarines salteados en un wok con carne de cerdo y langostinos, su toque a lima y cacahuetes era lo más mas rico que podía tomar en ese momento.

Puedo explicar como los hago yo, pero no tienen nada que ver como eran estos….

En un wok calienta el aceite y pon un ajo, tras eso por los chiles cortaditos y los trocitos de pollo o cerdo hasta que estén doraditos, tras eso pon los langostinos y añade los tallarines y dejar cocer 1 minuto. Tras esto pon los brotes de soja, la lima, cilantro y los cacahuetes. Y ya tienes una versión rápida y rica del Pad Thai de “ir por casa”.

Como buen japonés, Kenichi necesitaba arroz en su dieta! Uno de los platos que pedimos era una especie de donburi pero con calamar, gamba, cerdo y muchísimas verduritas al wok espesada con kataguri (maízena), a mi personalmente no me entusiasmaba comer arroz, como ya sabéis yo trabajo en un restaurante japonés y nuestra dieta diaria es arroz arroz y mas arroz!!, pero lo que me impresiono es lo rico que estaba el pescado! Fresquisismo y con el toque de lima!

No tengais miedo a comer en puestos callejeros, eso si! Ser listos y si veis alguno muy guarro estilo Pekín… pasar de ellos!!

Anuncios


Tengo una buena noticia, si eres ciudadano español, a la hora de entrar a tailandia no vas a tener que gastarte ni un euro y tampoco tramitar ningún visado.

Tan sólo tendrás que rellenar el papel que te darán en el avión y sellarlo en la entrada del aeropuerto.

Eso si, el visado es para turistas lo que quiere decir; vas a estar menos de 30 días (si vas a entrar por aire) o 15 días (por tierra) y tan sólo con una entrada. Los requisitos que te pedirán son:

  1. Pasaporte vigente
  2. Hoja de inmigración (que te darán en el avión)
  3. Billete de salida (a mi no me lo pidieron pero leí en muchos sitios que lo piden así que por si las moscas)



Cuando compré el billete para Tailandia estuve mirando muchísimos precios, el que más me convencía y era de los más baratos fue AEROFLOT, esa compañía rusa que me daba la sensación de low cost pero me clavaban 852 euros el billete para Phuket.


Salí de la terminal 1 de Barcelona, como va siendo de costumbre, a las 12:15 de la mañana sin ningún retraso y el vuelo duro 4 horas y 25 minutos hasta el aeropuerto de Sheremetyevo en Moscú. 


Los asientos eran cómodos aunque no muy grandes y lo primero que me dieron fue la comida, o algo parecido a eso. Lo único que pude comer fue el pan, el embutido y bollo dulce. 


Lo que más miedo me daba era las escalas, la escala en Moscow era de 1 hora y 30 minutos y me tenia que dirigir a otra terminal diferente a la que me dejaron. Antes ya leí en varios blogs sobre el tema pero yo soy muy zopenco para estas cosas así que era una de las cosas que más miedo me daban.

Llegue a la Terminal D a la hora, y todos esos nervios desaparecieron al ver que fue muy fácil llegar a mi Terminal a tiempo. Las indicaciones eran muy claras, lo único que tenia que hacer es no ir hacia el control de pasaportes y ir hacia “transferencia internacional” donde solo tienes que pasar un pequeño control y llegas a la zona donde te podrás ir a la Terminal que quieras, en este caso la F.


La Terminal F fue construida para los Juegos Olímpicos de Moscú en 1980 así que mi preocupación sobre como sería me ponía de los nervios, y cuando llegue allí lo confirme. Tiene unos pasillos muy estrechos, muy dejada y se ve sin apenas reformas. 


Uno de las curiosidades que note fue que es como si estuviera en un aeropuerto chino, la mayoría de los vuelos eran hacía este país y solo escuchaba chino y leía caracteres chinos por todas partes.


Después llegar a mi puerta y entrar en el avión note una mejora notable, los asientos eran más cómodos y tiene una gran similitud con otras compañías que vole recientemente como Air China, eso si, la comida fue igual de horrible.


Me quedaban más de 10 horas de vuelo hasta llegar a Bangkok así que me puse un par de películas de estreno y después un par de cabezaditas y ya llegué a Tailandia sano y salvo.


Tras aterrizar a Bangkok, tenía 1 hora y 40 mn para llegar a mi puerta de embarque, pero no se porque eso nunca me dio ninguna ansiedad, sabía que sería fácil y lo fue tanto que mi vuelo hacia Phuket se había cancelado y tuve tiempo para cambiarlo y coger uno que salía a las 9 de la mañana. Y en tan sólo 1 hora y 25 minutos ya me encontraba en el paraíso.


Lo malo de este paso fue que Kenichi estaba en Kuala Lumpur esperando para coger un avión que hasta las 12 no despegaba, y que hice? Pues nada más salir por la puerta de salida vi una tienda donde podía comprarme una Sim Card de prepago por apenas 8 euros, no lo dude ni un momento. Había un montón de opciones, yo elegí la de una semana, 4G y 4,5 GB (mucho más que lo que tengo contratado en España).


Después de mi mala experiencia con el café en el viaje con Thai Airlines no tuve más remedio que hacer un poco de postureo y tomarme un brew coffe bien frío y estirarme un rato antes de que llegara mi amigo.


Pero no pude esperar, en el avión no comí casi nada y tenía un hambre que no podía conmigo y paseando por la nueva terminal de Phuket me topé con Ajisen Ramen, una cadena china de ramen que en mi último viaje a Beijing pude probarlo y pensé que podría comprobar si era tan mediocre como en la capital china o no. Y aunque tuviera una buenísima pinta tengo que decir que es como lo comí en Pekín, bastante soso y muy al estilo chino.


Y hasta aquí mi experiencia con Aeroflot y Thai Airlines.

Donghuamen Night Market

Sin duda alguna es la mayor trampa para turistas de Beijing, pero aún sabiendo todo esto y con todas las advertencias que tuve al respecto, no dude ni un momento en querer ver esta orgia de despropositos en forma de mercadillo.

Donghuamen Night Market es un mercado que esta abierto desde la mañana hasta las 10 de la noche en la céntrica y turística calle Wangfujing en Beijing


Antes de llegar a este mercadillo decidimos pasear por El paseo de Gracia Pekinés, Wangfujing donde miles de pekineses entran en tiendas como ZARA, APPLE.. y deciden comprar como locos, me di cuenta que son una sociedad muy consumista y me dejaron a la altura de CHEAP QUEEN.


Este mercadillo no es dificil de encontrar, fui dos veces en mis dos últimos viajes y no tuve perdida, además a las malas siempre puedes seguir a los tipos con pinta de guiris, eso a mi me  funciona siempre.


Cuando te decides a entrar, antes de hacerte miles de selfies, lo que ves es una calle pequeñita con unos pocos puestos con  escorpiones, estrellas de mar, insectos en palillos como si fueran pinchos morunos a la espera de algún turista las devore sin piedad, y me encontraron.


No hagáis caso a la foto, es más la sensación de ver a esos escorpiones que antes estaban moviéndose y ahora están fritos y vas a incarles el diente!, no saben a nada raro, es más… tienen tantas especies que son incluso comestibles.


En muchos medios de comunicación, en Junio, leí que cerraban el mercado (link de cadena ser), y cuando volví en octubre pase por casualidad aún seguían igual y incluso vi alguna clase de insecto nuevo en las freidoras, tener en cuenta que las condiciones higiénicas en Pekín suelen ser inexistentes bajas, así que porqué iban a cerrar este mercado cuando en cualquier restaurante de calle es igual o peor?

No hay muchas paradas asi que no penséis que estaréis mucho rato en el, para ser sincero creo que estuvimos menos de 10 minutos y me entraron ganas de salir por el agobio que tenía, entre que era el único occidental comiendo escorpiones y que muchos chinos me hablaban sin yo entender nada tuve un momento STOP BITCHES!!


Si decidís seguir encontraréis un mercadillo de productos para turistas, o sea gorras, bolsos, camisetas y miles de cosas para comprar y quedar la mar de bien con alguno de vuestros compromisos estilo “me puedes comprar (insertar cualquier producto aquí)“, eso si os recomiendo y obligo a que regateéis!. Ya se que algunos diréis “que pereza” pero es casi obligatorio, aunque si os gusta que os timen y os sobra el dinero allá vosotros.

Os pongo el Enlace de Google Maps por si queréis apuntaros la dirección.

Que aproveche!!

Lama Temple de Beijing

Lama Temple o Yonghegong es el templo budista tibetano más importante de china, construido en el siglo 17 se convirtió en uno de los centros budistas más populares de la época , y ahora es todavía es uno de los refugios espirituales más visitados por muchos de los practicantes de esta religión.


El templo es un complejo de bellos edificios tradicionales con patios y en cada uno de ellos hay unos enormes quemaderos de incienso donde los fieles rezan y muestran su respeto. 

Es tan mágico el olor a incienso, el humo en los patios y gente orándo en cada uno de los pabellones del templo.


En un momento te transportas a otro lugar, otro muy diferente al moderno beijing donde los centros comerciales y calles repletas de tiendas son ahora su máximo exponente. 

En muchas de las reviews sobre este templo leí que necesitaba más o menos una hora, pero para ser sinceros puedes estar 2 o 3 horas contemplando los miles de detalles de cada pabellón y relajarte en cualquiera de los patios y sentir como toda esa paz te invade.

Para ser sinceros cuando hablaba a Song y su madre sobre este templo no ponían muy buena cara,  hasta hubo dos veces que me dio pereza ir pero… dos semanas en Beijing cuando ya lo has visto todo hacía que no tuviera muchas alternativas. Menos mal que al final me decidí.


El templo abre sus puertas cada dia desde las 9 de la mañana hasta las 4 de la tarde, la forma más rápida de llegar allí es con el metro, Línea 2 y 5 bajando en la parada Younghegong, el templo esta muy cerca de la parada.

El coste de la entrada es de 25 yuanes, unos 3 Euros.

Muy cerca de este templo hay hutong para comer cualquier cosa o incluso hay el templo de confuncio  (si el que invento la confusión!! Inerjoke) o perderse en el camino hasta encontrar una parada de metro y volver a casa como es lo que hice yo.


En este link hay un montón de reviews mejores que el mío sobre este tema, si no os convencí con esto seguro que ellos lo harán.


Si habéis ido y tenéis algo que comentar… ya sabéis! Abajo hay una casilla para eso 😊.

Todavía me acuerdo del primer día que llegué a Beijing, eran las 6 de la mañana y JiaFeng vino a recogerme al aeropuerto y fuimos a su casa para descansar. Tras esas 2 o 3 horas de descanso y con un RedBull chino en el cuerpo me entro hambre y es entonces cuando me dio la buena noticia; COMEMOS PATO LAQUEADO! 

El 北京烤鸭 Pato laqueado a la pekinesa o pato pekinés es uno de los platos mas conocidos de la cocina china, es originario de beijing como debes estar intuyendo. La preparación de este plato es muy peculiar, se toma un pato vacío al que previamente le han tapado todos los orificios y se infla con aire hasta que parece un globo, tras eso se unta con melaza y se hornea un largo tiempo. Tras hornearlo, lo traen a la mesa y el camarero suele rebanarlo en piezas pequeñas .


Si no me falla la memoria y Google, el restaurante que fuimos se llama QUANJUDE, esta en la 44 de Fuxing Road muy cerca de la parada de metro de YUQUAN. Este restaurante es uno de los más famosos de la ciudad y abrió sus puertas en 1864 y tienen más de 5 restaurantes repartidos por todo Beijing

El restaurante tiene dos plantas y salas privadas, suele siempre estar lleno y cierran a las 9 de la noche. 

El pato suele estar crujiente y viene acompañado con una salsa de soja, azúcar, jengibre, cebolla, pepino y unas deliciosas crepes caseras.


A parte del pato hay muchísimos platos para pedir, esa vez pedimos, pies de cerdo hervidos fileteados con una salsa de sésamo picante que era una maravilla y algo parecido a cerdo con tofu.


No puedo deciros ahora mismo el precio de este restaurante porque no pague ninguna de los veces que fui pero no tenía pinta de ser barato, el servicio fue bueno y como detalle no utilizar las servilletas que os dan porqué os la cobran, ya se que no va venir de eso pero parece que a los chinos le duele pagar unos míseros yuanes por algo que utilizaran para secarse las manos después de comer con las ellas y te miran mal si vas a utilizarlas.

HOT POT en BEIJING

No se si sabéis lo que es el HOT POT pero si ahora mismo estas en mi blog creo que puedes tener una ligera idea de lo que es. Si no lo sabes te comentaré que el HOT POT es una forma de comer ingredientes en un caldo. La primera vez que comí en una olla caliente fue una revelación para mi! Acabé con la ropa a peste de comida y sudando como un perro (era en pleno septiembre) pero quería repetir lo más antes posible.

Aunque parezca una broma NO TENGO TANTOS AMIGOS CHINOS, pero si en cambio muchísimos japoneses y me alegré tanto de que a ellos también les encantarán ir a restaurantes chinos a comer esto. Aunque ellos lo llaman de forma diferente しゃぶしゃぶ (shabu-shabu) una variante del HOT POT y el すき焼き (Sukiyaki). 


Cuando fui a Beijing descubrí que hay diferentes estilos de HOT POT, y el que comía siempre en Barcelona era diferente! Donde estaba la vitro cerámica ahora había CARBÓN !!! Si!!

La olla era de bronce, había otro recipiente con carbón súper caliente y cuando se acababa el caldo volvían a reponerlo otra vez.

Cuando introducías la carne tenías que estar atento a no acercarte al carbón porque si no se pegaba y no podías sacarlo.

El restaurante que fuimos a comer fue uno dentro de un centro comercial en WangFuJiang Street, creo que se llamaba DONG LAI SHUN.

Hablando de Shabu-shabu… cerca de YUQUAN ROAD (donde me hospedé la última vez) en otro centro comercial comí en un restaurante donde hacían la especialidad japonesa!!

Me quede tan shokeado que necesitaba comer esto en beijing!! Hasta grabé un video y todo!

La Ciudad Prohibida

Ante todo quiero decir que lo que voy a escribir aquí es mi opinión sobre mi experiencia al visitar este ÚNICO y famoso lugar.

Creo que hay poco que decir sobre esta palacio imperial situado en la capital china que no sepáis. 


Puedo hacer un pequeño resumen y escribir que fue durante más de 500 años el hogar de los emperadores de china y su corte, y el centro ceremonial y político del país.

Fue construido en 1406 y el palacio alberga 980 edificios, fue declarado patrimonio de la humanidad en 1987 y es considerado por la UNESCO como el mayor conjunto de estructuras antiguas de madera en el mundo.


Cuando decidí ir a Beijing, uno de los primeros lugares que me vinieron a la mente fue este palacio, decidimos levantarnos a una hora prudente y no llegar muy tarde pero antes de eso necesitaba un pequeño desayuno y como no a las afueras del palacio podía encontrar todo lo que quisiese.


Me decidí por esta bebida tan famosa en china, una bebida de leche super dulce que todos los chinos han tomado alguna vez en su vida, y después de subir mis niveles de azúcar hasta un punto inimaginable nos decidimos a entrar. Las medidas de seguridad en china son asombrosas pero para entrar aquí no bajaron el nivel.


Entramos por la “Puerta del sur” situada en la parte de la Plaza de Tian´anmen y recorrimos “puerta de la suprema armonía” donde finalmente estaban las taquillas de compra de las entradas y un show muy curioso.


Militares que parecían sacados de una agencia de modelos, vestidos con sus mejores galas haciendo ejercicios, un momento muy circo y WTF antes de empezar la ruta.

Nos adentramos en el “salón de la suprema armonía“, la plaza mas grande dentro de la ciudad prohibida situada en el centro, justo detrás de las puertas de “la suprema armonía” junto al salon de la “armonía central” y el salon de la “preservación de la armonía” y en la que a partir de entonces seria un bucle seguido de pequeños palacios de concubinas, primera esposa, primer hijo, madre del emperador…. 


Después de este GRAN MOMENTO al ver esta maravilla, mientras avanzabas por el palacio tenia una sensación de dejavú hasta llegar al punto de pensar “por favor .. que acabe esto que quiero salir!”.


Cuando ya llevaba unos cuantos palacios y tenía ganas de cortarme las venas me emocione al preguntar a LU que donde estaba “El muro de los Nueve Dragones” y me contesto “Pues lo tienes detrás de este Palacio” para mas detalles el “de la Longevidad Tranquila“. Al entrar me dijo que teníamos que pagar una entrada para ver este mural y yo sin pensar le dije que no me lo perdía por nada del mundo.


El Muro de los 9 Dragones fue construido en 1771 y es el mayor de los tres murales de estas características que hay en China y existe una réplica del mural en el parque de Beihai en Beijing y en Datong en la provincia de Shanxi. Este muro muestra 9 dragones jugando con perlas con un fondo de mar. Este mural tiene  30 metros de longitud y 3,5 metros de alto, está realizado con 270 piezas de cerámica.


Cuando llegamos al Jardín Imperial mi amigo me dijo que era el final de la visita y aunque este jardín era precioso estaba tan saturado de gente y palacios replica que no aprecie bien la belleza que tenía ante mis ojos.

En resumen tengo que decir que aunque me pareciera muy pesado y con una saturación de gente a niveles extratosfericos debo decir que sigue siendo una VISITA OBLIGADA y si vais con unas expectativas cero quizás no os sintáis tan defraudados como me sentí yo.

TODAS LAS FOTOGRAFÍAS AQUÍ

A %d blogueros les gusta esto: